Cuando pase el Covid-19, necesitarás llenar de nuevo tu cartera

Mi Querido/a damnificado/a:

¿Cómo te fue con la contingencia? ¿Sigue tu cartera en la cuarentena? Supongo que ahora sí te cuestionas mi capacidad de alcance, es decir, si seré capaz de rendirte lo suficiente en este tiempo de crisis, de resguardo o de retiro obligatorio (como quieras llamarle), pero antes de responderte, quiero poner en contexto varios “detallitos”: durante mucho tiempo (desde que nos conocemos) has pensado “prefiero gastarte que conservarte”, “esos zapatos los merezco, luego pago mi seguro”, “mejor consulto en similares pero que me quede para las chelas”, “sin mis cigarros me muero” (aunque con ellos también),“ es mejor viajar que ahorrar”

¿Le sigo? Ah pero si yo me tardo tantito en llegar o si no resisto tu nivel de vida (o de gastos) entonces sí me recuerdas hasta el metal del que estoy hecho. Y en este punto podrías pensar que soy como el Universo, todo se me atribuye aunque no sea yo el origen de lo que piensas.

Ahora que tengo este medio para expresarme, quiero decirte tanto, con el único propósito de que ahora tú me entiendas. Y si lo logras, es seguro que alcanzaremos mucho más de lo que hoy tienes. Por lo pronto tú y yo estamos viviendo una época que en particular tengo demasiado tiempo observando:


Y bueno, este periodo llamado cuarentena que estamos viviendo actualmente se asemeja a lo vivido en el siglo XIV durante la peste negra, ya que si tenían la sospecha de que estabas contagiado/a entonces te encerraban en una habitación por 12 días para ver si se te desarrollaba la infección. Otros 22 días para evitar que contagies a alguien (por si acaso) y 5 días más por si estabas infectado/a pero no tenías síntomas y morías, eso suma los 39 días, si al día 40 seguías vivo/a entonces podías continuar con tus actividades.

Que habrán pensado los sobrevivientes, quizás que ¿vivir era su mayor bien? o ¿que era mejor morir que quedarse sin bienes? Es probable que en esta pandemia tu cartera adelgace o al menos haya dejado de llenarse como antes. Quizá perdiste tu empleo, quizá tu emprendimiento se está tambaleado al igual que está ocurriendo incluso con grandes empresas que también están lidiando con las caídas en sus ventas y el incremento en sus costos.

Al parecer nadie está a salvo de vivir en mayor o menor medida las consecuencias de esta crisis de salud+economía. Hay algo positivo en todo esto, y es que llegar al día 40 tiene su recompensa: (además de estar sano/a) es un período de crecimiento. ¿Sabías tú que, según la filosofía Yoga, romper un hábito lleva 20 días, y construir uno nuevo otros 20? Y los celtas también creían que cualquier problema se podía solucionar en 40 días. Entonces, ¿cómo sacar a la cartera de la cuarentena? Tienes salud, ¡crea cosas nuevas! Busca gente nueva, haz hábitos nuevos… para salir de tu zona de confort no necesitas salir de casa, sólo de tus mismos pensamientos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí